El poder de las mujeres en la construcción de una paz duradera

El poder de las mujeres en la construcción de una paz duradera

La Red de Cantadoras colombianas es un grupo de mujeres que utilizan la música afrocolombiana como instrumento para preservar su cultura y promover la paz. Durante varios años, han logrado atraer a jóvenes de comunidades que acabaron desgarradas a causa del conflicto armado en Colombia, y en donde aún queda un largo camino para la paz.

Este es un ejemplo del poder que tenemos las mujeres cuando logramos despertar y descubrir nuestro verdadero ser y talentos. Somos capaces de hacer cosas maravillosas por otros y ser las principales artífices de la paz.

Hace un mes, en mi tour por Chiapas — México me reuní con las mujeres indígenas artesanas del taller Kip Tik, un grupo muy talentoso que a través del arte y la creatividad han logrado conectarse con esa sensibilidad y poder que nos caracteriza. El arte y la creatividad las unió, las empoderó y son un ejemplo para sus hijas y su comunidad.

Los intelectos saben crear guerras, no saben como generar paz. Necesitamos conectarnos más con el corazón, y es por eso que las mujeres debemos empezar a redescubrir nuestro poder y aprender a cómo utilizarlo para crear una paz sostenible.

Para eso, debemos empezar a confiar más en nuestra forma de ver las cosas, usar nuestra percepción, creatividad y ese sexto sentido que todas tenemos. Muchas veces nosotras mismas nos limitamos, tenemos miedo de expresar las cosas que pensamos. Tenemos soluciones, pero no las compartimos, porque no nos confiamos, quizá porque no podemos explicar cómo sabemos ciertas cosas o creemos que no son razonables.

En general, podemos decir que a las mujeres nos resulta un poco más fácil conectarnos con nuestras emociones y que percibimos situaciones en una forma diferente a los hombres.

Asimismo, la participación significativa de las mujeres consolida la paz. Esto es comprobable y real. Por ejemplo, cuando en la resolución de un conflicto se busca una paz duradera, necesitamos sí o sí la intervención y opiniones de las mujeres. Según la ONU, la participación significativa de las mujeres en los procesos de paz, aumenta la posibilidad de que un acuerdo dure más de 15 años, en nada menos que el 35 por ciento.

Esto es porque nuestra energía es más sutil y tiende a considerar el todo en lugar de la parte y la sustentabilidad del resultado deseado en lugar del éxito puntual e inmediato. Y no quiere decir que los hombres no puedan emplear su poder suavemente, sino que las mujeres, aún cuando provengan de otra cultura, todas coinciden en una experiencia diaria que es distinta, ni mejor ni peor, simplemente distinta a la del hombre. No se trata de feminismo, sino del poder natural que tenemos las mujeres. Ese poder que debemos despertar y que nos llevará a descubrir nuestro verdadero ser y a contribuir a crear una paz duradera y ausencia de conflicto.

A pesar de que hay muchas mujeres que han sido capaces de liderar movimientos de paz e impulsar la recuperación de comunidades, aún hay una gran ausencia de mujeres presentes en las negociaciones de paz.

Las mujeres hemos demostrado ser agentes de cambio y deberíamos luchar por tener la oportunidad de seguir trabajando aún más por alcanzar este objetivo. Y no es necesario estar en medio de un conflicto o una guerra para hacerlo, desde nuestra posición podemos contribuir a atraer la paz y la felicidad en nuestras vidas, solo debemos confiar en nosotras mismas. Si somos felices, esa felicidad repercutirá en nuestras familias, comunidades y en el mundo.

Con amor,


Publicado: 24-05-2019
 

Leave a Comment or Review

Use the form below to leave your reply...

Untitled Document
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.
Designed by Regina Smola