¡Que comience la revolución del gracias!

¡Que comience la revolución del gracias!

A medida que se acerca este Día de Acción de Gracias, me encuentro pensando en este año, y lo agradecida que estoy por mi familia y amigos, y por todas las experiencias que he tenido, y los maravillosos hombres, mujeres y niños que han venido a mis seminarios y me han bendecido con su amor y la confianza.  Que han depositado en mí.

Extiendo mi corazón a todos ustedes con mi más sincero agradecimiento y amor. Tu valor para despertarte y ser responsable en busca de una vida más deliberada y pacífica me ha elevado y me ha inspirado a buscar verdades más profundas para mí misma. Estoy agradecida de que podamos compartir este viaje, y de que todos podamos elevarnos unos a otros.

Por supuesto, también me encuentro pensando en todas las personas en el mundo de hoy que están padeciendo algún dolor y sufriendo, luchando por encontrar cosas por las que estar agradecidos. Pienso en todas las personas cuyos corazones están cerrados y ya no pueden ver la belleza que hay delante de ellos. Decir Gracias no siempre es fácil, especialmente cuando has perdido la esperanza, o has olvidado cómo amar y sentir la alegría.

Desafortunadamente, la oscuridad quiere que mantengas tu corazón cerrado, que te quedes desesperado y creas que el vaso siempre está medio vacío. La oscuridad quiere que pienses que no hay nada por lo que estar agradecido.

Pero tú y yo lo pensamos de otra manera. Sabemos que debemos levantarnos y soltar. No podemos resistir o ir en contra de la oscuridad que se arrastra a nuestro mundo. Debemos concentrarnos en la luz que proviene del amor y la gratitud. ¡Del Gracias!

Amigos míos, si realmente quieren cambiar el mundo, les propongo una idea. Debemos empezar una revolución. Y tengo el nombre perfecto. La llamaremos la Revolución del Gracias.

Nos levantaremos cada mañana, y a lo largo de cada momento de nuestros días, daremos las gracias por todas las bendiciones que llegan a nuestra vida, incluso por los desafíos o dificultades que enfrentamos.

Daremos las gracias por la misma vida, porque sabemos que toda experiencia que aparece en nuestra vida —buena y mala— nos está señalando lo que realmente somos (nuestra verdadera Divinidad) y ayudándonos a convertirnos en las almas pacíficas y felices que debemos ser.

Y aquí está lo hermoso de esta nueva Revolución del Gracias:  no necesitamos cambiar el mundo entero; sólo necesitamos cambiarnos a nosotros mismos.

Imagínate si cada ser humano en la tierra daría un genuino agradecimiento cada día. ¿Quién sabe cuánto cambiaría nuestro planeta? ¿Quién sabe cómo esto podría abrir el camino para que el reino de Dios penetre más en este mundo?

Un pensamiento agradecido siempre conduce a otro.

¡Que comience la Revolución del Gracias!  ¿Cuento contigo?

¡Feliz día de Acción de Gracias!


Publicado: 28-11-2019
 

Leave a Comment or Review

Use the form below to leave your reply...

Untitled Document
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.
Designed by Regina Smola