¿Qué es Ho'oponopono?


El Ho’oponopono es un arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas.

Ho'oponopono significa “enmendar”, “corregir un error”.

Según esta filosofía, todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y se presenta para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar.

El Ho'oponopono es la tecla de borrar en el teclado de nuestra computadora.

El Dr. Ihaleakalá Hew Len, mi maestro de Ho'oponopono, dice que los hawaianos originales, primeros habitantes de Hawái, solían practicarlo. Morrnah Simeona (la maestra de Ihaleakalá) actualizó estas enseñanzas para los tiempos modernos.

¿Quién fue Morrnah Simeona?

Morrnah“Limpia, borra, borra y encuentra tu propia PAZ. ¿Dónde? Dentro de ti”.

Morrnah Nalamaku Simeona (19 de mayo de 1913 - 11 de febrero de 1992) fue la creadora de la Auto Identidad a través del Ho’oponopono. Ella fundó Pacifica Seminars en los años setenta. Fue reconocida como una Kahuna lapa´au (sanadora) en Hawái y distinguida como un Tesoro Viviente por el Estado de Hawái en 1983.

“El principal propósito de este proceso es descubrir la Divinidad dentro de uno mismo. ElHo’oponopono es un profundo regalo que nos permite desarrollar una mutua relación con la Divinidad dentro de nosotros y aprender a pedir que en cada momento, nuestros errores en pensamiento, palabra, acto y acción sean limpiados. El objetivo de este proceso es esencialmente lograr la libertad, la completa libertad del pasado”, ha dicho Morrnah.

La Auto Identidad a través de Ho’oponopono utiliza técnicas para crear una mutua cooperación entre las tres partes de la mente o el ser: el subconsciente, el consciente y súper consciente. Eso nos permite reclamar nuestra conexión interior personal con el amor, nuestra Fuente Divina, lo cual nos trae paz, armonía y libertad.

La versión actualizada de Morrnah de esta antigua filosofía hawaiana de resolución de problemas es un verdadero tesoro. Antes de esa versión, la forma de practicar Ho’oponopono decía que toda la familia debía estar presente. Existía un moderador y cada miembro tenía la oportunidad de perdonar y ser perdonado por los demás. Hoy en día, las familias no viven juntas o tan cerca como alguna vez lo hicieron. Reunir a la familia completa y ubicar a todos en un cuarto al mismo tiempo no sería muy fácil.

El doctor Ihaleakalá Hew Len

ihaleakala

El Dr. Ihaleakalá fue mi maestro de Ho’oponopono. Él trabajó, viajó y se presentó con Morrnah por años. También actualizó la Auto Identidad a través de Ho’oponopono para hacerlo aún más fácil y más aplicable a los tiempos modernos. El proceso se individualizó para poder practicarlo estando solo, pero trabajando igualmente en forma muy eficaz en toda nuestra línea. Lo que se borra de nosotros se borra también de nuestras familias, parientes y ancestros. ¡El noventa por ciento de nuestros problemas vienen de nuestros ancestros!

Una vez Ihaleakalá me dijo: “Si les hubiera dicho hace diez años que no había nadie afuera, habrían salido corriendo tan rápido como podían. Ahora estamos listos para considerar la idea de que solo existen nuestros pensamientos (memorias), de nuestra familia. No existe nada realmente “allí afuera”, todo está dentro de nosotros y de nuestras memorias”.

Recuerdo una tarde en la que Ihaleakalá volvió de una caminata con lágrimas en sus ojos y me dijo: “Me acabo de dar cuenta de que todo lo que Dios nos está pidiendo es que cuidemos muy bien de nosotros mismos y digamos ‘lo siento’ como niños pequeños. Eso es todo”.

¿Cómo llegué a enseñar Ho’oponopono?

Tomé mi primer seminario con Ihaleakalá en julio de 1997 en Omaha, Nebraska. Ahí fue cuando lo invité a venir a Los Ángeles. Después de un par de seminarios, me di cuenta de que había encontrado El camino más fácil que tanto había estado buscando.

A lo largo de los 12 años que viví con Ihaleakalá, viajé con él a Ámsterdam, Bruselas, Francia, Inglaterra,  Argentina  y muchos lugares en Estados Unidos. Presenté seminarios con él y tuve la bendición de compartir y ser testigo de muchas cosas que no se ven o se comparten con el público en general. Él compartió conmigo las herramientas de limpieza que le surgían durante sus consultas, entrenamientos, meditaciones y sus largas caminatas en Woodland Hills, un suburbio de Los Ángeles.

Entre los años 2000 y 2001, y especialmente porque Ihaleakalá se retiró por un tiempo y no enseñaba,  sentí en mi corazón que yo podía enseñar Ho’oponopono. Pedí aprobación a The Foundation of I, Inc. (Freedom of the Cosmos). Ellos meditaron –ya que los secretos de Ho'oponopono no son racionales, sino “adquiridos” por quienes conviven con ellos– y fue ahí donde me dieron su aprobación. Ahí fue cuando comencé a enseñar .

Enseñé Auto Identidad a través de Ho’oponopono (SITH) en nombre de la Fundación por varios años, hasta que, en 2004, pedí se meditara la posibilidad de crear mis propios seminarios de Ho’oponopono utilizando el material de la Fundación. Así fue que obtuve el permiso para crear mis propios seminarios de Ho’oponopono.

La primera vez que se presentó Ho’oponopono en Irlanda, lo dimos Mary Koehler y yo y fue muy curioso, porque Ihaleakalá se inscribió como alumno.

En noviembre de 2008, luego de muchos años de dedicarme a dos trabajos, la inspiración me indicó que había llegado el momento de dejar mi muy estable profesión de contadora especializada en impuestos en Los Ángeles. En aquel momento no tenía ahorros ni estaba libre de deudas, todo lo contrario. Pero como cada vez que hice cosas ilógicas, que tomé decisiones sin sentido y confié, obtuve los resultados más asombrosos.

Ahora estoy libre de deudas y viajo por el mundo enseñando Ho’oponopono de una manera práctica y muy concreta,  debido a invitaciones que me llegan constantemente,. EL SECRETO del Ho'oponopono se aplica perfectamente al cambio de paradigmas que vivimos en estos momentos.

¿Puedo enseñar Ho’oponopono a otros después de tomar el seminario?

El Dr. Ihaleakalá Hew Len dice: “El material de Auto Identidad a través de Ho’oponopono es material espiritual. El usar estos materiales conlleva una tremenda preparación y limpieza. El usar material con derechos de autor sin autorización de la Fundación como trampolín trae consecuencias muy negativas. En cambio, para aquellos que lo utilicen para sí mismos, los beneficios son enormes. La elección es tuya”.

En mi opinión personal, antes de empezar a enseñar Ho’oponopono, es necesario tomar el seminario muchas veces. El subconsciente necesita escuchar la información repetidas veces para reprogramarse y hacer esta limpieza en automático las 24 horas del día. Yo personalmente debo haber tomado el seminario unas doscientas veces, por lo menos. Tampoco corrí a contarles a todos sobre Ho’oponopono cuando lo tomé por primera vez. Tenía bien claro que era yo la que lo tenía que practicar, especialmente si quería ayudar a otros. Al hacerlo, lo que se borraba de mí, se borraba de todos.  Por eso me llama la atención cuando la gente piensa que, como ya tomó el seminario una vez, lo sabe y lo puede enseñar. Eso solo me muestra y confirma lo ignorante, arrogante y limitado que es nuestro intelecto.

El Ho’oponopono no se enseña solo a través de las palabras. Por ejemplo, hay que preparar la sala en una forma especial y tener la bendición del Universo (como el tener permiso para transmitir) para que nos ayude a limpiar (por eso los milagros que suceden muchas veces durante y luego del seminario e inclusive la gente que los toma en ausencia por el beneficio de estar allí y recibir esas bendiciones). Por otra parte, hay que saber limpiar en automático para ser guiado por la inspiración.  La limpieza de uno es lo más importante durante el seminario y de esto se beneficia la gente que participa. De otra forma, podemos hasta perjudicar a la gente que viene al dar la información incorrecta, porque nosotros no sabemos lo que es correcto y perfecto para ellos.

El intelecto escucha de forma limitada y luego hace sus propias interpretaciones. Muchas veces incluso no escucha porque está muy ocupado pensando, comparando  y opinando. Por eso, después, cuando se transmiten los conceptos, es como el juego del teléfono roto. Cuando le llega a la gente ¡¡la información está cambiada!!

Para dar una idea, una de las cosas principales que aprendemos en el seminario de Ho’oponopono es que nosotros somos los que tenemos que hacerlo. Aprendemos que nosotros podemos cambiarlo, que lo que se borra de nosotros se borra de todos y que al cambiar nosotros, todo y todos cambian, que si queremos ayudar ¡debemos hacer el trabajo nosotros!

No hay nadie afuera. Entonces, ¿a quién se lo vas a enseñar? Ahí nos damos cuenta de que, quienes pretenden ensenar Ho'oponopono por haber tomado un seminario, en realidad no han entendido esta filosofía, ya que el Ho'oponopono es un proceso interior, no una receta que se enseña después de aprenderla de memoria. Es una enseñanza que se demuestra con el propio ejemplo.

En resumen, si deseas verificar al maestro, cuando busques un entrenamiento de Ho’oponopono, pregunta cuántas veces ha tomado el maestro el entrenamiento y con quién. Averigua cuántos años hace que lo practican y cuándo fue la última vez que participaron en un entrenamiento. Asegúrate de preguntar si solo hace Ho’oponopono o si practica otras cosas. ¡De ningún modo su niño interior (mente subconsciente) realizará la limpieza en forma automática si cabalga diferentes caballos! Mientras estés explorando con quién tomar el entrenamiento, suelta y confía tu propia Inspiración. Esta es tu herramienta más poderosa.

Lee lo que la gente comenta sobre como Mabel y Ho'oponopono les ha cambiado la vida.

Gracias Mabel,

El otro día escuché una entrevista tuya y hablabais del divorcio. Yo tengo que contarte mi historia. Llevo 30 años casada y en estos años a mi pareja y a mí siempre nos ha ocurrido lo mismo: problemas económicos de todo tipo. Yo me decía: “No puede ser, algo falla, repetimos siempre lo mismo". Culpaba a mi marido. Era muy víctima y de virgo (que no puede vivir con tanta incertidumbre). En fin, un mar de problemas. Llegué a esta técnica jugando con el móvil y a partir de ese momento mi vida empezó a cambiar. Todo encajaba y me di cuenta, recordando, que muchas cosas que me habían ocurrido yo las había pensado antes. Hoy después de nueve meses practicando, tengo que decir que mi situación económica aún no cambió, pero mi relación de pareja está mejor que nunca. Ya no hay culpables, mi marido es otra persona para mí. Ahora cuando lo miro siento amor del bueno, incluso reímos cuando no sabemos si tendremos para ir al supermercado. Mis hijos nos dicen que son felices y que hay gente que aún lo pasa peor. Por lo tanto, doy gracias a Dios porque ha tenido que pasar todo esto para saber que el amor es la herramienta más maravillosa del mundo. A mí Ho’oponopono no me trajo el divorcio… ¡¡¡Me unió más a mi marido!!! Gracias, ¡¡te amo!!

- María Mercedes, España.

Hola apreciada Mabel: Hace rato estaba por enviar estas dos experiencias con esta maravillosa técnica. Una de ellas es que un día que estaba limpiando mis memorias con respecto a las notas académicas de uno de mis dos hijos mellizos de 13 años, el cual tenía que realizar varias recuperaciones para ganar su año escolar que ya estaba por finalizar, yo repetía una palabra gatillo y de pronto escuché una voz autoritaria que me dijo: “Di tal herramienta”. Mi hijo ganó su año escolar. Nunca antes había escuchado algo en varios años que llevo realizando la limpieza. El otro testimonio es el siguiente: mi otro hijo mellizo es especial. Por esta situación recibo un auxilio escolar por parte de la empresa del estado en la cual trabajo. El año pasado, cuando recibí la notificación de que mi hijo solo recibiría $ 2.000.0000 (mucho menos de la mitad que el año anterior) me quedé impactada, pero dije: “Gracias, gracias, gracias”. Averigüé con el jefe de recursos humanos y me dijo que el presupuesto había bajado. Bueno, empecé a hacer limpieza con el hijo del que les hablé primeramente, pensando que me ganaría el dinero que me faltaba comprando lotería o algo por el estilo (ya que una vez que necesité un dinero para otra situación como ésta, me llegó de esta manera. Esto fue mucho antes de que yo practicara esta técnica). Pero en vista de que pasaba el tiempo y no me ganaba nada, me despreocupé de la forma en cómo obtendría ese dinero. Mi hijo me decía que me iban a pagar el auxilio completo y yo le decía que no, porque en las entidades del estado cuando ya se establece un presupuesto, no se puede cambiar. Del nivel central vino una asesora del nuevo director para ver qué inquietudes había en esta regional. Le comenté lo del auxilio de mi hijo y me confirmó lo que yo le había dicho a mi hijo, pero mi hijo insistía en que ellos me iban a dar ese dinero. Un mes después de la visita de la asesora, al encender mi computador, vi una comunicación en donde anunciaban el 100% para el auxilio especial, pero esto sería para la vigencia del 2015 (aunque esto ya era una ganancia porque por primera vez otorgan este porcentaje y lo anuncian con mucha anticipación). Le comenté esto a mi hijo y seguíamos limpiando y él insistía en que al dinero lo iban a pagar completo. Bueno, resulta que el 29 de noviembre del año pasado, me llamaron de la oficina de recursos humanos y me comunicaron que había quedado un saldo por valor de $ 4.511.000 y se lo habían otorgado a mi hijo recibiendo en total $ 6.511.000 ¡mucho más que el año anterior! Con esta situación aprendí que los problemas son oportunidades para recibir bendiciones y que no debemos tratar de resolver las cosas desde el intelecto. Dios te bendiga por tus enseñanzas. GRACIAS, GRACIAS.

- Lizette, Colombia.

Soy ginecobstetra de nacionalidad cubana, residente en Jalisco. Vivo con mi niña hermosa de 9 años y mi maravilloso esposo, médico, con una discapacidad por diabetes, amputado de ambas piernas. Los dos trabajamos en un consultorio, él es médico radiólogo. Mi comentario es para darle las gracias por existir. El día que vi a Mabel en una entrevista radial por internet, por la noche, dormí como una recién nacida. Al practicar Ho’oponopono cada día estoy más en paz, nuestros pacientes respiran esa armonía y alegría en la consulta. Terminamos muy tarde en la noche y ni cuenta nos damos de la hora en que vivimos. Nuestra familia es verdadero amor. Mi agradecimiento reiterado por existir a Mabel, que Dios la conserve muchos años. Gracias, gracias, gracias, gracias. Un abrazo fraternal.

- D.L., México

Hola Mabel. Te felicito por el premio que recibiste de la paz, por los seminarios y conferencias. Todavía no he podido asistir a ninguno de estos eventos. Doy gracias por la gente que sí puede ir y te bendigo siempre. ¿Te acuerdas de mí? Hace unos meses te escribí desesperada porque tenía problemas con mi hija de 15 años, mi hermana y mi mamá. Te hice caso, borré permanentemente, día y noche. Primero empecé a estar mejor con mi hija, luego de un tiempo fallece mi suegro. Mi mamá y mi papá se enteraron y vinieron a casa a saludar a mi marido, después de muchos meses de no vernos. A los 2 días mi hermana tuvo a su primer bebé, yo estaba enojadísima con ella, pero de repente, a los poquitos días, me levanté y le pregunté a mi marido si me acompañaba a conocer al bebé de mi hermana. Fuimos. Parece mentira, pero entendí en esa visita todo el sufrimiento que había tenido. Fue una enseñanza de vida. A ella le hicieron cesárea, luego se le infectó, estuvo internada. Quiso que yo estuviese con ella, le dije que repita “Lo siento, perdón, gracias, te amo”. Al bebé le repetía estas palabras permanentemente y él me miraba como entendiendo… Es un bebé re tranquilo. Salió todo bien y estamos mejor que antes. Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, Mabel. Te amo, te amo, te amo. ¡Ah! ¡Me olvidaba! Tengo 44 años y anoche me hice un test y me dio positivo… Sigo borrando. Besos.

- Gabriela, Argentina.

Hola. Me decido a escribir justo después de escuchar el mensaje semanal de Mabel. El mensaje habla de escuchar al corazón. Hace unas semanas escribí para preguntar por el seminario de Barcelona. He visto que no hay ningún seminario programado en Barcelona. ¡Estuve en mayo de 2014 y me ha servido tanto! No sólo me ha servido el seminario, leo las cartas inspiracionales y escucho los mensajes semanales, veo videos y escucho entrevistas. He de decir que mi vida no para de mejorar desde que limpio y limpio. ¡Ho'oponopono es un descubrimiento! Pues bien, mi corazón me aconseja preguntar ¿cómo se organiza un seminario de Mabel? ¡Gracias!

- Lourdes, España

Untitled Document
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.
Designed by Regina Smola